Noticias Cucheras.
 

El Limeño va de punto en punto
Roberto Águila/ EL GRAFICO el 08-03-2010, 23:34 (UTC)
  No hay duda de que la llegada de Eraldo Correia al banco del Municipal Limeño fue un gran acierto, porque el entrenador ha logrado darle al conjunto cuchero una idea de juego que permite complicar al rival que tenga enfrente.


Esta vez fue el duro equipo cementero del Isidro Metapán, que llegó con la disposición de imponer su supuesta mayor jerarquía.

Lo consiguió en buena parte del primer tiempo, cuando impuso marca en el medio juego a través de Óscar Jiménez y Omar Mejía, y alcanzó salida limpia por medio de Ramiro Carballo y Emerson Umaña como para nivelar el partido.
Pero, además, el conjunto calero fue muy fuerte en su última línea, porque el trabajo de Ernesto Aquino y Álex Escobar fue prácticamente invulnerable en ese primer tiempo emparejado.

Se puede decir que el Isidro Metapán fue el equipo que más se acercó al gol en ese período, porque a los cinco minutos amenazó el arco cuchero con un cabezazo de Léster Blanco, y luego se juntó para crear circulación en el medio juego, sin descuidar el bloque defensivo. No obstante, a pesar de obligar al Municipal Limeño a dividir la pelota y dejarlo con poca iniciativa, los jaguares tuvieron que irse al descanso con un 0-0 que permitía visualizar el buen trabajo como visita.

SEGUNDA ETAPA

Se puede afirmar que la vuelta al segundo tiempo mostró a un Municipal Limeño más afirmado en su funcionamiento.
Los relevos de Joel Serrano y Cristian Gil Mosquera, que entraron al campo reemplazando a Wilmer Henríquez e Irza Santos, respectivamente, le dieron a los santarroseños buena cara.

Primero porque la pelota fue controlada con mayor asiduidad, y segundo porque se dispuso de mayores ideas para hacer fútbol ofensivo.

Sin embargo, en algunos momentos no hubo el equilibrio necesario entre el ataque y la defensa, y el conjunto santarroseño padeció el gol en contra.

Lo marcó Emerson Umaña sobre el minuto 63 para poner a ganar al Isidro Metapán 0-1.

Pero el fútbol que el Municipal Limeño desplegaba antes y después del gol en contra era tan válido como para emparejar las cosas en cualquier momento, y eso se hizo efectivo tres minutos después, cuando Cristian Gil marcó el gol del empate para el Municipal Limeño.

A partir de ahí, con casi 25 minutos por jugar, el cuadro cuchero se volvió más acucioso, buscando llegar al gol que le diera el triunfo.

Fueron los mejores momentos del conjunto de Santa Rosa de Lima, porque la circulación de pelota se hizo más consistente a pesar de que el Isidro Metapán le apostó al ataque enviando al terreno de juego a Gabriel Garcete, ex atacante santarroseño, en lugar de Léster Blanco.

Pero conforme pasaron los minutos, el Isidro Metapán pareció pensar en tirarse atrás para no arriesgar el punto que en esos momentos sumaba, y nos quedó la impresión de que el Municipal Limeño no supo sacarle ventaja a esa situacuón.

Porque no tuvo el despliegue futbolístico que se imponía en ese momento, a pesar de que tuvo más tiempo la pelota y manejó las situaciones con mayor criterio que su rival.

Luego de gastar energía con más de 80 minutos de intenciones, el cuadro local también tomó un poco de conformismo por el empate de 1-1, porque frenó la insistencia en la salida ofensiva.

Justamente por esa postura estuvo a punto de perder el partido, cuando le siempre escurridizo Emerson Umaña chocó la pelota en un poste.
 

¡Vaya qué empate!
EL GRAFICO el 02-03-2010, 01:18 (UTC)
 
Y, con esta propuesta, el Atlético Balboa llegó a tener la pelota y a manejar el trámite del partido desde el pitazo inicial.
Asi, desde la línea del fondo y pasando por los volantes, todos los hombres churrieros miraban para arriba.

De manera que el vuelco unionense sobre el arco que defendía Aníbal Peña fue sostenido, porque todas las veces que apareció Cristian Bautista sobre la banda izquierda del ataque porteño la inminencia del gol estuvo latente en el Inmbers.

Yubini Salamanca ordenaba la salida roja de los unionenses, y la continuaban Allan Salazar, Allan Salazar, Alexis Hernández y Ernesto Iraheta.

Lo demás era trabajo intenso de los defensores santarroseños para cerrar todos los espacios en su área y mantener asi el cero en en su portería, porque el gol churriero parecía cosa de tiempo para que cayera.

Sin embargo, confirmando que el fútbol no tiene lógica, fue el Municipal Limeño el que primero llegó al gol. Fue sobre los 28 minutos, en un contraataque bien elaborado que encontró las espaldas descubiertas de los defensores centrales porteños, y que explotó muy bien Isidro Gutiérrez con pique y remate.

Para colmo, luego de que el Atlético Balboa retomó el control de la pelota y del partido, siete minutos después fue Irza Santos el que volvió a explotar la falta de cierre defensivo de los churrieros y clavó el 2-0 a favor de los del Municipal Limeño.

REACCIONA BALBOA

El Atlético Balboa cerró el primer tiempo con un 0-2 que pesaba mucho por todo el despliegue que había tenido en ese primer tiempo, donde hizo méritos para encontrar el gol varias veces.

Lo importante es que el cuadro churriero no perdió la fe y volvió al tiempo de complemento a desarrollar el mismo fútbol mostrado en el primero.

El resultado fue que encontró el gol del descuento apenas movió la pelota del centro. Fue Cristian Bautista el que puso el 1-2 transitorio con un remate de media vuelta.

Esa aproximación a resolver el partido alcanzando pronto el empate le dio más intensidad al desplace del Atlético Balboa, y otra vez se adueñó de la pelota.

En ese dominio que ejercía el conjunto churriero fue apareciendo como la gran figura del Municipal Limeño su arquero Aníbal Peña, ya que en varias ocasiones evitó el gol del empate para los unionenses.

Pero ese gol del 2-2 llegó sobre los 66 minutos cuando el defensor cuchero Víctor Velásquez, en un ataque más de los churrieros, se vio obligado a meter la mano en el área cometiendo un claro penalti.

Lo vino a tirar Alcides Bandera y no falló para marcar el segundo gol unionense que había costado demasiada lucha, sobre todo en la función de ataque.

Y OTRA VEZ ABAJO

En el transcurso del segundo tiempo el técnico churriero Carlos Mijangos había efectuado alguna modificaciones muy importantes en su equipo.

Por ejemplo, había sustitudido al lateral izquierdo Ernesto Iraheta por el lateral derecho René Ramos, por lo que había movido de costado a Alexis Hernández, ahora funcionando por la banda izquierda.

Estos cambios le habían funcionado al Atlético Balboa, porque había conseguido Žsalida más rápida y contínua al ataque.
Y en eso estaba el conjunto porteño, yendo y viniendo cuantas veces metía el acelerador hacia arriba, en busca del gol del triunfo por el que trabajaba.

Pero llegó el Municipal Limeño otra vez a las cercanías del arco churriero que cuidaba Dennis Salinas.

Y llegó sin mucha convicción, aunque explotando los espacios en la última línea del Atlético Balboa. Y encontró lo justo en el pase atrás de Crisian Gol Mosquera para el remate arrastrado de Joel Serrano que desvió un zaguero.

Y otra vez, contra toda lógica, el Municipal arriba en el marcador. Esta vez 3-2 y con solamente seis minutos de margen para el final.

UNA LOCURA

Lo que pasó en esos seis minutos de margen fue una verdadera locura, porque el Atlético Balboa llegó al empate 3-3 con un gol de Rusvel Saravia.

Sólo quedaba un minuto de juego y lo que se agregara, y en ese corto lapso el cuadro churriero estuvo a punto de lograr la victoria en un entrevero final.

El Municipal Limeño aguantó, y Eraldo Correia sigue sumando partidos sin perder desde que llegó a hacerse cargo.

 

territorio cuchero ya tiene canal web...
Territorio Cuchero el 16-02-2010, 21:04 (UTC)
 Territorio Cuchero ya tiene su propio canal web en el que se bubiran los videos que se capten en el estadio mientras la furia canta y jode asi que estaremos tomando los videos y subiendolos http://www.youtube.com/user/Territorio1000 es nuestro URL...
 

Limeño rescata un punto ante el Vista
Roberto Águila el 16-02-2010, 21:01 (UTC)
 Antes del pitazo inicial Eraldo Correia, el director técnico del Municipal Limeño, había dicho que su equipo estaba integrado por hombres que luchaban hasta el final del partido.

Y eso fue justamente lo que hizo el plantel santarroseño para finalizar rescatando un punto de un encuentro que nunca le fue favorable, porque el Vista Hermosa lo tuvo al borde de la derrota con marcadores de 2-0 al inicio y 3-1 en el período de complemento.

Y eso fue asi porque los correcaminos fueron notablemente prácticos en gran parte del partido, cuando supieron tener la pelota, ganar desdoble ofensivo y llegar al gol con relativa facilidad.

Fue cuando Yobani Romero, por un costado, y Ronald Torres, por el otro, supieron generar salida para meter toques a espaldas de una zaga cuchera que fue terriblemente lenta para anticipar y relevar en circunstancias de peligro, sobre todo en el sector central que cuidaban Carlos Carrillo y Víctor Velásquez.

Por ejemplo, sólo se habían jugado siete minutos cuando todo el tandem defensivo santarroseño dejó libre de marca a John Castillo para que, totalmente solo, el delantero correcaminos enfrentara al arquero Óscar Martínez y lo venciera con un enganche de zurda.

Y sin que el Municipal Limeño diera señales de reaccionar, ocho minutos después fue Ronald Torres el que quedó con el espaacio servido para el remate, luego de una pelota que perdió el conjunto cuchero en su zona de arranque y que permitió el toque de Leonardo Da Silva para Torres, para que éste doblegara de nuevo a Óscar Martínez con el 2-0 del Vista Hermosa.

APARECE LA LUCHA

Hasta ese momento de encontrarse abajo por dos goles en contra, el Municipal Limeño había aportado muy poco en ataque, porque todo lo que sus volantes trataban de realizar en materia de arranque y salida quedaba en el intento tras perder la pelota en medio juego.

Fueron los momentos difíciles de Marvin Sánchez, Joel Serrano y Wilmer Henríquez, quienes no conseguían juntarse con los dos hombres de adelante, José Luis Iglesias y Wilmer Ramos, y entonces el último tramo ofensivo quedaba muy desprotegido.

En esos momentos de duda de los limeños, el equipo cuchero apenas se acercó al gol a través de tiros libres o de esquina, pero nunca sin consolidar una llegada efectiva pues lo suyo estaba marcado por el contínuo pelotazo.

No obstante, apareció la lucha, el temple de los santarroseños para pelearlas todas, para hostigar más que jugar bien, y esa fórmula les permitió acortar distnacias tras el gol de José Luis Iglesias cuando finalizó con un buen derechazo una serie de rebotes dentro del área goterense sobre el minuto 25.

Era el 1-2 que acercaba al Municipal Limeño al empate, pero la lucha desplegada no alcanzaba para tanto en los hombres de Eraldo Correia, y entonces la pelota y la iniciativa volvió a pasar a piernas de los jugadores de Mario Martínez.

De tal manera que el Vista Hermosa logró llegar al gol a través de Leonardo Da Silva cuando el primer tiempo se cerraba, y de esa manera el conjunto correcaminos pudo irse al descanso on un 3-1 cómodo que presagiaba la derrota cuchera.

OTRA VEZ LA LUCHA

Pero ocurrió que en la etapa de complemento el Vista Hermosa cambió su libreto de funcionamiento y se vio como un equipo más prepcupado por defender la ventaja del 3-1 que por atacar.

Y eso comenzó a verse en la decisión técnica, cuando se ordenó el cambio de Yobani Romero reemplazado por Francisco Jovel. O sea, un defensor neto por un volante que generaba llegada en ataque.

Y mientras eso ocurría en el banco correcamino, Eraldo Correia se la jugaba en el ataque haciendo ingresar al delantero Cristian Gil Mosquera por el volante Joel Serrano. Era la manera de tener más presencia en zona de remate para capitalizar el pelotazo.

Y aunque nunca el Municipal Limeño logró dominar netamente el partido porque la lucha y el pundonor seguían siendo sus mejores argumentos, al menos consiguió acercarse con mayor asiduidad al área goterense y complicar un poco a su línea de zagueros.

El ingreso de Irza Santos por José Luis Iglesias le dio mayor pujanza en la acción de ataque, y fue una de las fórmulas para llegar al gol y poner las cosas 2-3 cuando solamente quedaban 9 minutos de partido.

El autor del gol fue Wilmer Ramos, quien logró anticipar el cierre defensivo de Rolando y le ganó la pelota de altura para vencer de cabeza al arquero Manuel González.

Ese gol le dio mayor impulso al pundonor cuchero, y el equipo de Eraldo Correia sintió que podía llegar al empate y se jugó todo en esa búsqueda.
Lo logró justo sobre el minuto 90, con la jugada serena de Cristian Gil Mosquera que dominó, giró sibre la marca de los zagueros rovales, y disparó de media vuelta para marcar el 3-3 final.

Los minutos de reposición que agregó el árbitro fueron de dientes apretados para los santarroseños, pero al final lograron quedarse con el punto que mucho ayuda en la tabla, y para Correia porque sigue invicto en tres partidos.
 

Limeño 1-0 FAS: tropezó el campeón
El Grafico el 01-02-2010, 22:41 (UTC)
 Eraldo Correia llevó la fortuna al Municipal Limeño. Sí, fortuna, porque se encontró con la peor imagen del campeón nacional, con un penalti sobre el final del partido y en conclusión con el resultado, eso que faltó con Víctor Coreas y por lo cual fue serparado del equipo.



Por supuesto que para que los cucheros se llevaran sus primeros tres puntos del torneo, esa fortuna tuvo que conjuntarse con la aplicación; pero esa ya la tenían los de Santa Rosa de Lima. En fin, el marcador final es un premio que el Limeño ya se venía mereciendo desde fechas anteriores y que también mereció este domingo, además de un castigo para un FAS del que se sabe de sobra que puede exhibir un buen fútbol, pero no quiso hacerlo en esta ocasión.

Correia debutaba con su nuevo equipo ante el mismo rival que marcó su despedida del Águila. Eso, sumado a la eterna exigencia de victorias como local de la afición de Santa Rosa de Lima y la presión de que Balboa y Nejapa -los que vienen abajo en la tabla acumulada- sumaron en sus respectivos encuentros el sábado, suponía un triunfo obligatorio para los cucheros.

El técnico brasileño realizó algunos cambios al esquema que manejó Víctor Coreas en las primeras tres fechas del certamen, como colocar a Ramón Martínez de Paz como volante de marca y mandar a Hriberto Velásquez por derecha.

Por su parte, el técnico tigrillo Roberto Gamarra no modificó el esquema que le valió para golear al Nejapa la semana pasada en el Óscar Quiteño; eso sí, el funcionamiento fue radicalmente distinto. FAS pasó en cosa de una semana de ser un equipo propositivo y con buen trato del balón a uno impreciso, poco vistoso y apático.

De tal forma que el Limeño, aún con varias incorrecciones en el manejo de la pelota, se vio como leve dominador del encuentro, esto gracias a la solvencia de los suyos en labores de marca y a la falta de involucramiento de los ofensivos del FAS.

SIN RIESGOS

Limeño era mejor, sin que eso significara que estuviera cerca del gol. Pero esa tendencia de manejar la pelota no había llegado de pronto con Correia, pues con Víctor Coreas el Limeño también la guardaba, encimaba la meta rival y finalmente no lograba anotar.

Sin embargo, en los cucheros hubo algo distinto. Acaso porque tiene una mentalidad diferente o porque la presión de un debut no es tan grande, Eraldo Correia no optó por lanzarse totalmente en búsqueda de la victoria y no arriesgó tanto como Coreas lo hiciera en la segunda fecha ante el Águila, en el que el Limeño acabó volcado y recibió el gol con el que perdió el encuentro en la última jugada.

Si Correia no arriesgaba más de la cuenta, menos lo haría Gamarra del lado del FAS. Lejos de ello, “el Toto” dejó pasar algunos minutos en el complemento y los suyos replegarse, a sabiendas de que un punto como visitante no era del todo malo. Modificó su esquema poco a poco a fin de cerrar espacios a los cucheros, primero enviando a Carlos Aparicio en lugar de Gustavo López, luego a Donni Valle por Ramón Flores y sobre el final, con Balmore Artiga en lugar de Juan Carlos Moscoso.

De parte del Limeño surgió la variante de los centros, algo que no suele funcionar ante líneas defensivas tan sólidas como la del FAS, pero que frente a la muestra mayúscula de apatía de los tigrillos, acabó por ser la mejor muestra del dominio del conjunto cuchero.

Así llegó la jugada más peligrosa del partido, cuando al 70’, Wilmer Ramos controló dentro del área un centro desde la derecha y quedó sólo frente a Dagoberto Portillo, pero sacó un remate flojo que acabó estrellándose en el poste izquierdo del guardameta tigrillo.

LO MEJOR

Isidro Gutiérrez y Joel Serrano seguían enviando pelotazos desde la derecha, y aunque la zaga del FAS perdía cada duelo aéreo, los rematadores no acertaban en el blanco o se encontraban con la buena posición del meta Dagoberto Portillo.

Así se acabaron los 90 minutos, y llegó el tramo más dramática del partido. Dramático porque en el tiempo de compensación, Donni Valle se precipitó y cargó a Irza Santos en el área, por lo que el árbitro Jaime Carpio decretó penalti; porque en una pequeña confrontación entre Marvin Sánchez y Alfredo Pacheco, Dagoberto Portillo le dio un manotazo al hondureño y se fue expulsado; y finalmente, porque Pacheco, al tomar el puesto de Dago para el penalti, casi ataja el suave cobro de Wilmer Ramos, que significó el 1-0 definitivo para el Limeño.
 

Una victoria reivindicadora
Marta Alvarenga el 01-02-2010, 22:40 (UTC)
 La afición en Santa Rosa de Lima finalmente volvió a emocionarse con su equipo; una emoción compartida en general por todo el plantel del Municipal Limeño, que celebró como campeón su victoria ante el FAS sobre el tiempo de descuento del encuentro.

El más feliz con la victoria cuchera
a era el técnico Eraldo Correia, quien se estrenó de la mejor forma en casa, que le sirve como agua en el desierto para el Limeño, tanto en el Clausura como en la tabla acumulada.

“Desde hacia ratos que la afición del Municipal Limeño no tenía una victoria, y yo tengo la felicidad de ser participante de esa alegría. Estoy agradecido con Dios, y con el esfuerzo de los muchachos; les atribuyo a ellos la victoria. Hace mucho que no se ganaba de local, es una victoria bien merecida; vamos a sacar más puntos como locales. A partir de hoy es un nuevo Limeño”, manifestó Correia tras la victoria.

“Habíamos venido trabajando bien, creamos oportunidades de gol y creo que la actitud siempre se ha puesto. Es algo que ha traído el profesor y creo que será fundamental para los partidos que se vienen”, manifestó el zaguero cuchero Edwin González.

Por su parte el capitán del equipo, Víctor Velásquez, concordó en la importancia de la victoria de los de Santa Rosa de Lima, especialmente ahora que la lucha en la parte baja de la clasificación se vuelve más cerrada.

“Sabiendo que Balboa y Nejapa habían sumado, se eleva la tensión en el equipo porque no queríamos estar a última hora peleando por el descenso. Estamos en una tremenda satisfacción, celebrando los tres puntos”, comentó
 

<- Volver  1  2  3  4  5  6  7 Siguiente -> 





Añadir comentario acerca de esta página:
¿Que entrada desea comentar?
Tu nombre:
Tu dirección de correo electrónico:
Tu mensaje:

 
  Hoy habia 1 visitantes (13 clics a subpáginas) ¡Aqui en esta página!  
 
=> ¿Desea una página web gratis? Pues, haz clic aquí! <=